¿Qué es el refuezo positivo?

Básicamente, “refuerzo positivo” quiere decir premiar las respuestas correctas, aumentando las posibilidades de que se repitan. Por un lado, basamos nuestro entrenamiento en trabajar los comportamientos que consideramos correctos, los “buenos”. No castigamos los demás, sino que los ignoramos. Como no producen respuesta, el caballo dejará de intentarlos y buscará otro camino que conduzca al premio. Pero no sólo eso, y aquí entra la palabra “refuerzo”, sino que al premiar una respuesta, estamos aumentando las posibilidades de que el caballo nos dé la misma respuesta la próxima vez.

A la hora de obtener un comportamiento deseado, se pueden utilizar las siguientes 4 opciones (donde “positivo”y “negativo” no se refieren a “bueno” o “malo”, sino a “añadir” o “quitar”, respectivamente):

Tabla condicionamiento operante

  • A) Añadir un premio o algo agradable => Refuerzo positivo
  • B) Quitar un premio o algo agradable
  • C) Añadir un castigo o algo desagradable
  • D) Quitar un castigo o algo desagradable => Refuerzo negativo

Nosotros utilizaremos fundamentalmente el cuadrante A y el D (esto es común a la Doma Natural). Ambos suponen una experiencia positiva para el caballo, tanto por recibir un premio como por quitar una molestia.

Los cuadrantes B y C suponen experiencias negativas, tanto porque recibe un castigo, como porque se le quita o retira algo bueno.

Por ejemplo: para conseguir que el caballo pase por un sitio donde es reacio a pasar, podemos hacerlo de varias formas:

A) Pedir al caballo que dé un paso adelante y premiar cuando lo da. Repetir.  => Método Clicker
C) Darle con la fusta hasta que pasa.  => Método tradicional
D) Tirar o tensar el ramal para que ande, y soltarlo en cuanto haya dado un paso. Repetir. => Doma Natural

Siempre que actuamos, sobre todo si estamos entrenando, estamos utilizando alguna de estas 4 opciones. De hecho, utilizaremos las cuatro, pero unas en mayor proporción que otras. Conviene acostumbrarse a cuestionarse cuál de ellas hemos utilizado en cada ocasión, ya que de esta forma veremos objetivamente qué tipo de entrenador sómos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *