Bajar la cabeza

Objetivo: que el caballo baje la cabeza hasta el suelo y la mantenga en el suelo.

Bajar la cabeza es la postura de la calma. Es la posición en la que los caballos pastan. El hecho de tener el cuello más bajo que el cuerpo hace que tengan la presión sanguínea más baja y los movimientos de boca y salivación producen endorfinas (unas hormonas que producen placer), y el resultado es un caballo relajado y contento. Cuando un caballo se asusta, sube la cabeza (para ver el peligro) y se mantiene tenso. Es la postura previa a la huida.

Igual que el hecho de sonreír te pone de mejor humor, no sólo bajan la cabeza cuando están tranquilos, sino que al bajar la cabeza se tranquilizan. Además, tener la cabeza en el suelo evita que salga corriendo, brinquen o muerdan, por lo que enseñarles este comportamiento es muy útil y se usa muy a menudo. De entrada, como siempre, lo practicaremos en un sitio en el que el caballo se sienta seguro, como un box, su cercado o una pista sin distracciones. Lo repetiremos muy a menudo, de forma que el caballo lo tenga interiorizado cuando nos haga falta.

 

5 comments

  • Pingback: La importancia de los comportamientos aprendidos | elcaballoyelclicker

  • Wip's

    Me encanta tu trabajo!
    Es dificil resumir 2años y medio de trab e “investigacion” con mi yegua y definirte el “nivel” al q llegamos las 2 juntas… por eso voy a ser directa, tal vez demasiado para poder obtener une respuesta… y lo entiendo:
    pie tierra o montada, quieta, al paso o al trote consegui con mucho trab q bajara la cabeza con solo “pensarlo”, pero al galope no hay forma! ni pie a tierra ni montada. Algun consejo?
    gracias por todo y espero algun dia poder encontrarnos, yo vivo en Granada!=)

  • Marta Lorenzi

    Hola Wip’s,
    parece que has avanzado mucho con tu yegua, aunque estaría muy bien veros para poder valorar “in situ”, ¡a ver si un día podemos conocernos!
    Aunque no baje la cabeza, ¿es capaz de galopar relajada o se revoluciona mucho? Es lógico que a galope le cueste más, es un movimiento en el que no están relajados (está asociado a la huída) y hay mucha energía en juego. Quizás dependa mucho también de tu cuerpo, y de cómo canalicéis esa energía. ¿Conoces la Equitación Centrada?
    De entrada, te preguntaría si tienes algún tipo de señal para indicar la bajada de cabeza, quizás ayudaría más a tu yegua que sólo el “pensarlo”, que está muy bien, pero mientras esté concentrada y conectada contigo. Quizás a galope pierda esa conexión.

    Como ahora somos amigas en Facebook, te voy a incluir en el grupo “El caballo y el clicker”, donde hay más personas aprendiendo y practicando el entrenamiento con el clicker. Si tienes algún vídeo montada, lo puedes poner ahí y te comento.

  • REYES GONZALEZ MARTIN

    Hola Marta!!. A ver si me puedes ayudar. Tengo una yegua de 7 años y tiene muy buen carácter, pero desde hace un tiempo monto sola en la pista. Y ahora los fines de semana cuando están los demás caballos es imposible pues se asusta mucho sobre todo con los que vienen de frente al galope. Se para se pone tensa y huye. Y a veces casi me tira. No sé qué hacer. Unos me dicen que le dé dos patadas y otros que cuando haga eso que la acaricie. Esto antes no lo hacía y cada vez va a más… Ayuda por favor, porque es muy buena. Gracias y besos.

    • Marta Lorenzi

      Hola Reyes,

      es difícil darte una opinión sin conocer a la yegua y el entorno, pero mi consejo es que acostumbres a los caballos gradualmente a las cosas que les asustan. Ni patadas ni caricias, sino trabajo gradual.
      Te puedes poner el límite del caballo que viene de frente a galope, ese es el máximo (hoy en día, demasiado para ella). A partir de ahí, vete bajando:

      – Caballo a galope de frente – Objetivo (demasiado por ahora)
      – Montar en pista con otros caballos – tensa
      – Estar en pista con otros caballos en parado – tensa
      – Estar cerca de otros caballos sin montar – tranquila -> empezamos por aquí

      – Salir a pasear con otros caballos (en la misma dirección)
      – Salir a pasear sóla

      Etcétera.. Vete estableciendo niveles, y empieza por el que pueda soportar, y de ahí subes. Por ejemplo, entrar en una pista con otros caballos y dar una vuelta al paso, o quedaros paradas mirando. Si está tranquila, le acaricias y os salís. Y cada día un ratito más. Cuando está relajada con más caballos alrededor, empiezas a montar.

      También tendría en cuenta las condiciones en las que vive: ¿vive en box o en cercado? ¿montáis siempre en pista o salís al campo?
      Es decir, ¿tiene relación con otros caballos, vida social? ¿está expuesta a estímulos variados?
      Si se ha acostumbrado a montar sola, y vivir en un mundo protegido y expuesta a pocos estímulos, en seguida se le hará todo un mundo. Variar las actividades y exponerla “al mundo” es bueno, si se hace gradual.
      Si los fines de semana se llena la pista, te recomiendo que aproveches para salir de excursión con ella, aunque sea unos metros. He visto que los caballos que sólo montan en pista tienden a tener miedo de todo, y salir al campo les hace mucho bien. Si se pone muy nerviosa, primero puedes salir unos metros, después un poco más, y poco a poco ir ampliando el radio.
      Y salir del ramal, andando con ella, a pastar un rato fuera, también es de las mejores cosas que puedes hacer, aunque parezca que no haces nada.

      Espero haberte podido ayudar un poco..
      Un abrazo y suerte,
      Marta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *